jueves, 7 de julio de 2016

Estas esculturas de comida en miniatura serán lo más lindo que verás hoy

Estas esculturas de comida en miniatura serán lo más lindo que verás hoy


¡Son increíblemente perfectas! ¿Cuál es tu favorita?
Parece imposible, ¡pero son reales! Estos diminutos platos de comida son el trabajo de Kim Clough, quien nos engaña con sus creaciones y nos hace creer que realmente son deliciosos bocadillos.
¡Conoce el trabajo increíble de esta artista!

¡Nos despiertan el apetito!

Aunque ahora sabemos que en verdad no es comida, nuestro apetito no puede controlarse a ver cada uno de los mini platos de comida que crea esta artista con arcilla. ¡Cuidado! Pues si aún no has comido, las imágenes harán que tu estómago comience a sonar.
Kim comenzó con esta actividad allá por 2008, luego de descubrir una técnica con arcilla polimerica con la que se pueden crear infinidad de cosas. Así fue como se le ocurrió hacer esculturas de comida en tamaño reducido, y hoy se ha convertido en su obsesión.
Con tan solo arcilla, agujas, piedras, tizas y hojas de afeitar, la artista logra resultados increíblemente reales, que conquistan el estómago de cualquiera que los vea.
Kim asegura que adora todo lo que sea en miniatura porque le brinda la sensación de que tiene todo bajo control, y que eligió la comida porque es una fuente inagotable de inspiración. Tan solo necesita 3 horas para crear estos suculentos diseños.
“Cada vez que hago algo nuevo siempre trato de añadir algo extra para que sea aún más real“.
Son comidas dignas de una casa de muñecas, y cada una de sus creaciones está a la venta por Internet. Además, en su cuenta de Instagram puedes ver todos y cada uno de sus adorables bocados en miniatura. Aquí te mostramos algunos:
¡Son geniales! Esta artista no se pierde ni el más mínimo detalle a la hora de esculpir cada comida. ¿Qué te parecieron
?

0 comentarios:

Esta torta helada de fresa y leche condensada es la dosis justa de dulzura

Esta torta helada de fresa y leche condensada es la dosis justa de dulzura   Si hay algo delicioso en este mundo es la lec...