miércoles, 13 de julio de 2016

Galletas de avena para chuparse los dedos

Galletas de avena para chuparse los dedos

Si hay algo que me encanta hacer son galletas. A mis hijas les fascinan las de avena y cuando pueden me piden que les cocine esta receta que quiero compartir contigo.
¡Ven!

Ingredientes

  • 200 grs de mantequilla blanda
  • 250 grs de azúcar
  • 250 grs de azúcar morena
  • 2 huevos
  • 1 cdita. de extracto de vainilla
  • 150 grs de harina
  • 1 cdita. de bicarbonato de soda
  • 1 cdita. de sal
  • 1 y 1/2 cditas de canela en polvo
  • 450 grs de avena de cocción rápida

Preparación

En un bol de tamaño mediano, coloca la mantequilla blanda, el azúcar moreno y el azúcar blanca. Añade los huevos enteros de a uno a la vez. Revuelve bien y agrega la esencia de vainilla.
Publicidad
A continuación pon la harina, el bicarbonato de soda, la sal y la canela. Mezcla muy bien hasta obtener una especie de crema homogénea. Agrega la avena de cocción rápida y vuelve a mezclar.
Cubre el bol con un film plástico y llévalo al refrigerador durante por lo menos una hora (si es más tiempo mucho mejor). Mientras tanto, pre calienta el horno a 190º C (375º F).
Engrasa una fuente para horno. Toma la masa del refrigerador y realiza pequeñas bolitas del tamaño de una nuez. Colócalas en la fuente a unos 5 centímetros una de la otra y aplana cada galleta con un tenedor mojado en azúcar.
Hornea tus galletas durante 8 a 10 minutos.
Retira la fuente del horno y deja que se entibien antes de quitarlas. Transfiérelas a una rejilla y sírve cuando estén completamente frías.

Algunas variantes

Puedes agregarle chispas de chocolate blanco o negro antes de llevarlas al horno para darle un sabor diferente.
Otra opción que puedes realizar es bañarlas con un glaseado de azúcar mezclando 1 cucharada de leche con un chorrito de esencia de vainilla y 120 gramos de azúcar impalpable. Debes mezclar todo enérgicamente y finalmente rociar tus galletas de avena hasta cubrir completamente.
Si el glaseado de azúcar no te gusta, tienes la opción de utilizar un baño de chocolate que se prepara mezclando chocolate negro con un poco de manteca (puedes hacerlo directamente sobre el fuego o en el horno microondas). Si quieres darle una consistencia más cremosa y que su sabor sea más dulce, añádele una cucharada de dulce de leche.

0 comentarios:

Esta torta helada de fresa y leche condensada es la dosis justa de dulzura

Esta torta helada de fresa y leche condensada es la dosis justa de dulzura   Si hay algo delicioso en este mundo es la lec...