martes, 5 de julio de 2016

Si creías que el desayuno era la comida más importante, te sorprenderá saber que no lo es

Si creías que el desayuno era la comida más importante, te sorprenderá saber que no lo es

Durante años has escuchado cosas como que el desayuno es la comida más importante del día, y es visto casi como un crimen no alimentarse bien a primera hora de la mañana.
Se ha dicho esto durante años porque suena razonable que al haber estado al menos 8 horas en ayuno, nuestro cuerpo necesite consumir alimentos para obtener energía y funcionar adecuadamente el resto del día.

¿Por qué NO es ESENCIAL?

Además de que se supone que es lo más saludable, saltearse el desayuno es lo que muchos nutricionistas afirman que no debemos hacer si lo que buscamos es perder peso. De todos modos, investigaciones recientes comprobaron que puede no haber una relación directa entre desayunar y perder peso. Principalmente desde una perspectiva psicológica, comer o no comer desayuno no necesariamente incide en la pérdida de peso.
En un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, donde se realizó una prueba en 300 personas que consumían la misma cantidad de calorías diarias, pero un grupo desayunaba y otro no, la diferencia entre la pérdida de peso de estas personas fue mínima. Por lo tanto, se comprobó que el desayuno no tiene por qué necesariamente ser la comida más importante del día, ni tampoco el almuerzo ni la cena, ya que lo que puede dificultar la pérdida de peso es concentrarse en una sola comida.
x

No hay una más importante que otra

El problema en priorizar el desayuno por sobre todas las otras comidas, es que hace creer a la gente que solo hay una manera correcta de alimentarse y la realidad es que mientras elconsumo calórico sea el mismo, no hay un mejor o peor momento.
Todo depende de cómo se sienta cada uno, si tu cuerpo necesita energizarse ni bien te despiertas y disfrutas de un buen desayuno, entonces sí podrías considerarla como una comida importante en el día.
Pero si por el contrario, te da rechazo probar bocado antes de las 11 am y haces del desayuno algo forzado, no sientas presión por seguir haciéndolo. Estudios recientes también sugieren que es tu elección si haces 3 o 6 comidas al día, no hay una frecuencia ideal para perder peso, todo está en las calorías que consumas, las elecciones nutricionales que realices, los nutrientes que incluyas y la cantidad de ejercicio fisico que hagas.

¿Por qué el día no debe girar en torno al desayuno?

Desde el momento en que insistes en que desayunar es esencial, predispones a tu mente a enfocarse en que esa comida es la que más importa y que si no consumes un desayuno completo tendrás más hambre durante el día. Ese es el problema de las dietas, crean barreras psicológicas que hacen creer que es más difícil de lo que en realidad es.
Bajar de peso implica no solo un proceso físico sino que también psicológico, por lo tanto si te convences de que sin tu desayuno completo tendrás mucha hambre el resto del día, es probable que eso suceda, pero principalmente porque crees que es así y no necesariamente porque sea así, ya que si compensas con el resto de las comidas durante el día no debería suceder.
En un estudio realizado en Canadá se comparó el peso de personas que realizaban tres comidas al día y personas que consumían 6 más pequeñas, y no hubo demasiada diferencia en los resultados, ya que el peso perdido era casi el mismo, e incluso las personas que consumían solo tres afirmaban estar más satisfechas. Esto significa que mucha gente tiene una dependencia psicológica o una creencia de que necesitan el desayuno, y en lugar de obedecer a su cuerpo, comen hasta cuando no tienen ganas.

¿Qué deberías hacer?

Lo más importante es que no te apegues a las reglas que ves en libros o escuchas que otros siguen, porque cada cuerpo es un mundo y la dieta adecuada para cada uno puede ser diferente. Si disfrutas de un buen desayuno en la mañana y así es como logras mantenerte en línea, pues no dudes en comer el desayuno. Pero si por el contrario, te obligas a comer todas las mañanas solo porque esa es ''la manera correcta'' si prefieres no hacerlo, tómate la libertad de distribuir tu alimentación de una manera que funcione para ti.
Es posible que muchas personas no puedan vivir sin su desayuno porque así es como su cuerpo está adaptado a funcionar bien. Pero si no lo hace para ti, no dejes que este proceso dependa de una sola comida en el día, consulta con un especialista para armar una alimentación que se adecúe a la forma en que te sientes, tus tiempos, tus gustos y así el proceso será mucho más disfrutable y fácil.
Las posibilidades son infinitas y hay al menos 10 horas después de la hora del desayuno para comer.

0 comentarios:

Deléitate con la mejor salsa bolognesa vegana que hayas probado jamás

Deléitate con la mejor salsa bolognesa vegana que hayas probado jamás   La pasta con  salsa bolognesa  es siempre un pla...