viernes, 2 de septiembre de 2016

Estos son los diferentes tipos de merengue que debes conocer para hacer repostería en casa

Estos son los diferentes tipos de merengue que debes conocer para hacer repostería en casa

¡Me encanta el merengue!
Lo mejor de todo es que hay diferentes formas de prepararlo de acuerdo a las necesidades y gustos de cada uno. Si quieres saber cuáles son los distintos tipos de merengues que puedes encontrar en cualquier preparación dulce, ven conmigo que te enseño.

Merengue francés

Es el que solemos llamar “merengue” así sin ninguna otra denominación. Es el más básico de todos y el menos estable durante la cocción u horneado.
La preparación es muy sencilla, las claras de huevo se baten hasta que coagulan y se forman picos suaves. Es en ese momento en el que hay que incorporar el azúcar hasta que la mezcla haya doblado o triplicado su volumen. Su consistencia es muy suave y aireada. Este tipo de merengue se utiliza por lo general para realizar cortezas de postres o para acompañar frutas, mousse o crema batida. También se utiliza para cocinar en el horno.
¡Delicioso! Merenguitos: un clásico y delicioso postre casero

Merengue suizo

Este tipo de merengue es muy diferente al llamado francés. Se prepara batiendo en forma suave las claras de huevo junto con el azúcar. Lo particular es que se prepara en una cacerola que se encuentra sobre agua hirviendo pero sin tocarla (sería algo así como al vapor). Cuando la mezcla alcanza los 50 o 55ºC (entre 120 y 130 º F) y el azúcar se disolvió por completo, se retira del fuego y se bate con fuerza hasta alcanzar el volumen deseado. Cuando esto ocurre, se baja la velocidad de la batidora hasta que el merengue se enfría y se pone rígido. Una de las características de este merengue es su consistencia suave, sedosa y mucho más densa que la del merengue francés. Se utiliza a menudo como una base para cobertura de crema de mantequilla.

Merengue italiano

Este es el más usado en pastelería. Se realiza añadiendo una llovizna de azúcar en el merengue ya realizado mientras se sigue batiendo. Este tipo de preparación ya está lista cuando se obtiene el doble del volumen. Se emplea principalmente para realizar tortas heladas o para aligerar sorbetes y mouses.

Estos son los tres tipos de merengues más utilizados. Todos ellos son deliciosos y siempre tienen más de un uso. Inclusive, ¡es riquísimo comerlos solos! ¿Cuál de todos es tu preferido? En lo que a mi respecta, mi preferido es el italiano por su textura y consistencia.

0 comentarios:

Esta torta helada de fresa y leche condensada es la dosis justa de dulzura

Esta torta helada de fresa y leche condensada es la dosis justa de dulzura   Si hay algo delicioso en este mundo es la lec...