viernes, 28 de octubre de 2016

¿Amas el vino? Esta es la variedad que deberías estar bebiendo si no quieres perder la silueta

¿Amas el vino? Esta es la variedad que deberías estar bebiendo si no quieres perder la silueta

¿Blancos o tintos? 
Calorías, valor alcohólico y cantidad de azúcar son tres variables que se conjugan para hacer de los tipos de vino algo completamente diferente. 
Y, sí, fanáticos del vino. Esa copa que tanto disfrutas cuando llegas a casa podría ser la causa de que tus intentos por mantener la silueta no estén funcionando demasiado bien. 
Pero no todo está perdido, y no tendrás que decirle adiós a esa copa... 

Bajo porcentaje de alcohol

Seguramente estarás pensando en revisar esa botella de tu vino favorito para saber si en algún lugar están escritas las calorías que trae. Pero ya te voy avisando que tu intento será fallido. Las botellas de vino no traen ese dato en su etiqueta. 
Sin embargo, al elegir un vino con bajo contenido alcohólico podrás estar bastante tranquilo, las calorías serán bajas también. 
Aunque claro, si el vino contiene altas cantidades de azúcar, las calorías serán bastante más altas, sin importar valor alcohólico. 
Para tener las cosas un poco más controladas, deberías saber que cada gramo de alcohol contiene 7 calorías. También puedes considerar que en una copa de vino estarás consumiendo aproximadamente 170 gramos de alcohol. 

Blanco, siempre blanco

Todo este tiempo hemos estado seguros de que uno de los beneficios del vino tinto es el bien que le hace al corazón. Pero tal vez no hayamos considerado demasiado que es el vino blanco el mejor para la silueta, y todo se debe a que contiene menos valor alcohólico y por lo tanto menos calorías que el tinto. 
Y si además de blanco, eliges un vino seco con bajo contenido alcohólico, será mucho mejor. Esto vinos contienen tan solo 107 calorías. 
No te confíes de los chardonnay o sauvignon blancos, pues estos alcanzan las mismas calorías que los rojos. 
¿Una opción segura? Un chenin blanc. Contiene 144 calorías por copa. Y sí, tu copa de champagne tampoco superará las 150 calorías. 

¿Qué pasa con los tintos?

Si amas un buen vino tinto y no lo puedes evitar, deberías saber que tu opción más baja en calorías sería un chianti (149 por copa). 
Y no, tanto tu pinot noir amado, como el merlot o el syrah pueden llegar a alcanzar las 195 calorías. Los números lo dicen por sí solos. 
Y los vinos de la variedad jerez u oporto te servirán hasta 275 calorías en una copa. 

Sí, la región afecta

Los vinos provenientes de Europa son la mejor opción para quien decide hacer dieta. Todo se debe a que la uva tiene menos calorías cuanto más frío es el clima. Y más calorías cuando crece en lugares más cálidos. 
Los vinos de América Latina, Sudáfrica y Australia son una delicia, pero normalmente contienen más calorías que los europeos. 
Además (recordando la proporción de a menor alcohol, menor cantidad de calorías), en los países europeos el valor alcohólico de las bebidas es regulado de manera más estricta. 
Claro que otro detalle a tener en cuenta es que siempre es mejor optar por los vinos sin azúcar agregado y, en cuanto a los espumosos, que la espuma sea natural.  
Los datos de calorías siempre son buenos para tener un control en nuestra alimentación diaria, pero, obviamente, tampoco es demasiado buena una obsesión con esos números. Lo importante es siempre saber disfrutar, vivir la vida bebiendo y comiendo lo que nos gusta y complace, pero siempre con moderación. Como dice el dicho: "todos los excesos son malos". 

0 comentarios:

Deléitate con la mejor salsa bolognesa vegana que hayas probado jamás

Deléitate con la mejor salsa bolognesa vegana que hayas probado jamás   La pasta con  salsa bolognesa  es siempre un pla...