jueves, 24 de noviembre de 2016

6 trucos para que el mate no se lave que de verdad funcionan

6 trucos para que el mate no se lave que de verdad funcionan

Cebar buenos mates significa que el tercero y el número veinte sean iguales. Y conseguirlo es todo un arte. Los mates lavados no le gustan a nadie porque el sabor, la intensidad y el aroma de la yerba se pierden.
Descubrí estos secretos para hacer un mate duradero y rico. Si ponés estostrucos para cebar bien en práctica, ¡todos van a querer sentarse en tu ronda! ¿Tenés los bizcochos listos? Qué arranque la vuelta nomás.

#1 Temperatura

El agua tiene que estar entre 20° y 25° menores al punto de ebullición. En las pavas eléctricas es fácil marcarlo. Lo ponés en el lugar donde dice "mate" o en 75°/80° pero si calentás el agua en el fuego es un poco más complejo. ¡La práctica hace al maestro, no te precupes! 
Secretito: el agua muy caliente y la mezcla con el azúcar son los que dan acidez. 

#2 Sin cambios

Otro tip para cebar buenos mates es poner el agua siempre en el mismo lugar, pegado a la bombilla para evitar que el resto de la yerba se moje, así el mate dura más. ¡Queda prohibido regar el mate!

#3 Ni se te ocurra...

... mover la bombilla. Si la acomodaste mal, ¡alpiste, perdiste! Porque, en cuanto la muevas, el mate se va a lavar.

#4 ¿Qué mate usás?

Lo ideal es usar un mate de base angosta con boca ancha así podés hacer la montañita de yerba seca en un costado e ir mojándola de a poco. Esa es la clave para que desde el primero al último mate todos tengan el mismo sabor.

#5 Tómalo o déjalo

Una vez que arrancó la rueda, ¡no puede parar! Si dejás de cebar, la yerba se enfría y los mates se lavan. La clave está en seguir hasta que toda la yerba esté mojada y, si no querés más, entonces tendrás que poner yerba seca cuando arranques la ronda de nuevo. 

#6 Primera cebada

El primer mate suele ser el más fuerte pero es muy importante cebarlo bien. Ante todo, colocá un chorro de agua fría o apenas tibia junto a la bombilla y dejá que haga burbujas. Un minuto después, cebalo con el agua a la temperatura correcta y seguí la ronda con normalidad. 
Hay varios mitos populares sobre el mate. Mi bisabuela solía decir que no había que hacerlo cantar. ¿Viste cuando ya no queda agua, tomás y se escucha ese ruidito tan particular? Bueno, ¡no lo hagas! Su teoría era que así el mate se lavaba más rápido. Puede que tenga razón por la oxigenación de la yerba o tal vez sea mito, pero por las dudas podemos evitarlo. 
Ahora que conocés estos trucos para no lavar el mate es momento de poner la pava al fuego y probar tu capacidad como cebador profesional. ¿Hay alguien a quién quieras recomendarle estos trucos?

0 comentarios:

Esta torta helada de fresa y leche condensada es la dosis justa de dulzura

Esta torta helada de fresa y leche condensada es la dosis justa de dulzura   Si hay algo delicioso en este mundo es la lec...