sábado, 12 de noviembre de 2016

Deliciosas! 8 frutas exóticas de México que tienes que probar

¡Deliciosas! 8 frutas exóticas de México que tienes que probar

La fruta de alta calidad en México se encuentra en los mercados, las esquinas y las tiendas en todos los rincones de la república. La fruta en nuestro país es abundante, diversa y barata. Y la puedes disfrutar con solo retirar la cáscara, o en forma de bebida fresca, postre, jugo, licuado y hasta helado.
He aquí algunas de las frutas más exóticas que encontrarás en México.

Pitahaya

No se puede mostrar este contenido.
https://www.instagram.com/p/BMh7WMsg6-j/
La pitahaya es una fruta rosada y verde que crece del cactus. Una pitahaya madura tiene un sabor fuerte y una textura como la del kiwi. En México generalmente son blancas en el interior, pero en Guatemala pueden ser moradas y mucho más fuertes.

Mamey

El mamey es nativo de México y América Central, donde crece en un gran árbol. La fruta es de gran tamaño y tiene una cáscara marrón gruesa. El sabor es difícil de describir, pero es realmente dulce y nutritivo.

Chalahuitle

Un fruto originario de México, que crece de un árbol con hojas que parecen plumas. Los frutos son vainas verdes y brillantes que contienen semillas cubiertas de un algodón comestible.

Papausa

La papausa crece en un árbol nativo de América Central y el sur de México, lo encontrará en los mercados de Chiapas en agosto. Es del tamaño de un pequeño melón con una piel de color verde, de aspecto duro, que comienza a abrirse cuando está maduro.
Este fruto es similar a la guanábana, tanto en textura como en sabor, pero es una fruta diferente y más difícil de encontrar.

Huaya

Las huayas (o guayas) son nativas del sur de México, Centroamérica y el Caribe. Se venden en la calle y en carretillas, especialmente en Yucatán. Tienen una cáscara dura y verde con una "carne" blanquecina que rodea una semilla no comestible que se parece a un grano de garbanzo.

Tuna

Por fuera, pensarías que la tuna no es comestible. Vienen en color verde o morado, tanto la piel como el interior, y tienen diferentes sabores. La tuna morada es un poco más fuerte y más dulce, aunque la verde es igual de deliciosa. La piel está llena de espinas, así que debes tener cuidado al comerla. 

Xoconostle

Cuando ves un nombre prehispánico como ese, sabes que el fruto es nativo de México. Pequeño y colorido, el xoconostle puede parecer una tuna, pero tiene un sabor muy fuerte y amargo. Es por eso que normalmente se incluye en jugos, en lugar de comerlo directamente.

Capulín

Parece una cereza en miniatura, pero tiene un sabor menos dulce, mas no agrio. Los árboles de capulín sólo crecen en algunas partes de alta altitud de México, Canadá y Alaska. 
Si visitas México, no temas probar la fruta que se vende en la calle. Solo es cuestión de lavarla bien y así disfrutar sus deliciosos sabores. 

0 comentarios:

Deléitate con la mejor salsa bolognesa vegana que hayas probado jamás

Deléitate con la mejor salsa bolognesa vegana que hayas probado jamás   La pasta con  salsa bolognesa  es siempre un pla...