This is default featured slide 1 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 2 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 3 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 4 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 5 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

martes, 16 de agosto de 2016

3 ideas para hacer tus hamburguesas más saludables sustituyendo el pan

3 ideas para hacer tus hamburguesas más saludables sustituyendo el pan

Las hamburguesas suelen ser uno de los platos de comida rápida más habituales y que más gustan, sin embargo, por todos los ingredientes que llevan no suelen considerarse de los alimentos más sanos.
Pero, ¿qué te parece si te proponemos una versión mucho más saludable de esta receta clásica cambiando el pan por ingredientes vegetales? ¡Toma nota a continuación!

1. Hongo Portobello

Este tipo de hongo además de ser ideal para hacer un montón de recetas gourmet, por su gigantesco tamaño es perfecto para hacer de pan en tu hamburguesa.
Solo tienes que cortar una lámina gruesa para la base y otra para la tapa. En el interior puedes colocar los ingredientes que más te gusten.
¡Listo, ya tienes una idea para hacer una hamburguesa muy sana!

2. Berenjena

Si piensas que la berenjena es una de esas hortalizas que está buenísima, prueba a cortar láminas gruesas pasadas por la parrilla.
A continuación, en vez de comértelas como acompañante de cualquier comida, utiliza dos para crear una hamburguesa deliciosa. Y lo que es mejor ¡realmente saludable!

3. Patata dulce

La patata dulce es conocida por sus muchos beneficios para la salud. Por esa razón, no hay ningún motivo para no usarla a la hora de preparar estas hamburguesas saludables.
Al igual que hiciste con la berenjena, bastará con cortar dos láminas gruesas y pasarlas por el grill antes de rellenarlas con lo que más te guste.
Como ves, hay tantas opciones de recetas para sustituir el pan en las hamburguesas y convertirlas en alimentos saludables como hortalizas se te ocurran.
Ahora solo te queda elegir la que prefieras y empezar a hacer comida rápida de la que los médicos recomiendan. ¿Te animas?

consejos para preparar un sándwich bajo en contenido de grasas que agradecerás saber

7 consejos para preparar un sándwich bajo en contenido de grasas que agradecerás saber

Siempre encontramos alguna manera de comer lo que nos gusta sin romper con la dieta.
A veces nos parece que preparar comida sana va de la mano con recetas más complicadas y que requieren de mucho tiempo, y como no disponemos de él terminamos comiendo lo primero que encontramos.
Pero un sándwich no es para nada complicado de preparar, y aunque pensaste que no podías incluirlo dentro de los alimentos más sanos, te aseguro que con estos consejos lograrás preparar un sándwich bajo en grasas que te encantará.

1. Elección del pan

Cuando pensamos en comida sana, lo primero que se nos viene a la mente para sacar de nuestra dieta son las harinas. Pero lo cierto es que si eliges el tipo de pan adecuado y, claro, la cantidad acorde, puedes incluir estos alimentos.
Para preparar un sándwich saludable y bajo en grasa te recomiendo que utilices pan bajo en grasas, como el pan de pita. Si es pan integral o tiene semillas será mejor. Además debes tener cuidado con el grosor de las rebanadas. También te sugiero que pases el pan por la tostadora para que tenga mejor textura y sea más crujiente.

2. Adiós a la mantequilla

Lo ideal es que este ingrediente no esté en tu sándwich, pero si por alguna razón mueres por agregarlo te sugiero que utilices margarina diet o en aerosol sin grasa. Claro que la cantidad debe ser lo más reducida posible, para no sumarle demasiadas calorías.

3. Carnes magras

Si quieres sumar carne a tu sándwich, lo mejor es que sea magra. Puedes usar jamón sin grasa, pollo, carne de cerdo, siempre que retires toda la grasa y la piel. De todas maneras, la cantidad que incluyas debe ser una proción pequeña. En caso de ser jamón, no más de dos rodajas finas.

4. Trata de evitar el queso

Los quesos deberían quedar por fuera debido a su alto contenido graso, pero de todas maneras puedes agregar una pequeña rodaja de queso magro o bajo en grasas.

5. Selecciona los aderezos adecuados

Lo ideal es que sean productos bajos en grasa. La mayonesa debe ser light y la cantidad debe ser lo más pequeña posible. No debes dejar que los aderezos opaquen el gusto de los vegetales que contenga tu comida. Se supone que debes darle un sabor agregado pero no tapar su sabor original por un aderezo.
Puedes agregar queso de untar light, semillas y huevo duro para darle otro sabor si lo deseas. Pero lo más importante aquí es no abusar en las cantidades.

6. Condimentos bajos en calorías

Puedes hacer uso y abuso de todos aquellos condimentos que sean bajos en grasa si es lo que quieres. Aceite de oliva, vinagre, mostaza son algunos de los que puedes utilizar.

7. No escatimes con los vegetales

Utiliza todos los que se te ocurran y que más te gusten. Agrega a tu sándwich un poco de lechuga, cebolla, pimientos, tomates... en fin, ¡mucha verdura!
Debes tener en cuenta estas recomendaciones y así podrás reducir las calorías de tu sándwich para que forme parte de tu dieta sana o para adelgazar. Es un alimento súper fácil de preparar y en el que no debes invertir demasiado tiempo, aunque eso no significa que todos los días comas uno o más.
Recuerda que es importante lograr un equilibrio y variar en los alimentos, además de que tu dieta no debe ser aburrida, simplemente debes seleccionar las comidas adecuadas. ¡Cuida tu salud comiendo algo natural, fácil y sano!

7 alternativas saludables a las papas fritas

7 alternativas saludables a las papas fritas

Ahh... ¡las papas fritas! ¿Quién sobre la faz de este planeta puede resistirse a este manjar de los dioses? Creo que nunca podremos agradecerle lo suficiente a los belgas por haberlas inventado. No obstante, la cruel realidad nos sugiere que no representan el plato más saludable del mundo. Por este motivo, es fundamental moderar su consumo y acudir a las alternativas gastronómicas más saludables, que hoy te mostraremos. Entonces, ¿estás preparada?

#1 Chips de remolacha

La verdad sea dicha: las papas fritas no representan la única delicia crocante conocida. Loschips de remolacha también tienen lo suyo y, ¡son muchísimo más sanos! De hecho, aportan una buena cantidad de antioxidantes, contribuyen a disminuir la presión arterial y reducen los riesgos de padecer ataques cardíacos.

#2 Chips de banana

Son igual de crocantes y poseen casi el mismo color que las patatas fritas. Además, los chips de banana tienen buenas cantidades de fibra y potasio. Y, como si estas cualidades no fueran suficientes, ¡este snack saludable es también una excelente fuente de energía!

#3 Chips de tofu

Esta alternativa crocante resulta especialmente recomendable para quienes están buscando reducir su ingesta calórica diaria. Y es que el tofu tiene muy pocas calorías y grasas. Por otro lado, ¡es un alimento muy rico en proteínas! Eso sí, no posee tanto sabor; pero, ¡siempre puedes acompañarlos con los dips saludables que más te apetezcan!

#4 Chips de pita

Esta opción es la que más se asemeja al sabor de las papas fritas. Pero, ¡los chips de pita son mucho más saludables! Sobre todo si se los acompaña con algo de canela o ajo. Ahora bien, es fundamental que los prepares tú misma; los chips de pita comprados están saturados de sodio y todo tipo de grasas.

#5 Chips de col

La col lo tiene todo (o casi): magnesio, calcio, vitaminas A, C y K... Así que, ¡anímate a probar estos chips! Su preparación es muy sencilla; solo tienes que cortar algunas hojas, rociarlas con aceite de oliva y cocinarlas en el horno hasta que queden crujientes.

#6 Chips de berenjena

Vitaminas, minerales y fibra: estos son los nutrientes que aportan las berenjenas. Para que tengas una idea, una taza de este vegetal contiene entre el 2 y el 5% de las cantidades diarias recomendadas de vitaminas B1, B6 y C. Además, siempre puedes realzar su sabor con algo de pimienta y sal o perejil, ajo y queso parmesano. ¡Son deliciosas!

#7 Chips de zanahoria

Esta alternativa culinaria es también bien sencilla; solo tienes que cortar las zanahorias que vayas a comer en círculos, colocarles algo de canela y cocinarlas en el horno hasta que queden bien crocantes. Esta preparación te regalará mucha vitamina A, al tiempo que te ayudará a prevenir el cáncer y a conservar tu piel suave y joven.

El aguacate es una pasión: recetas cremosas que te llevarán directo al cielo

El aguacate es una pasión: recetas cremosas que te llevarán directo al cielo   VIX El  aguacate  es una fruta muy nutritiva, rica...