This is default featured slide 1 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 2 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 3 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 4 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 5 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

sábado, 12 de noviembre de 2016

La sopa rústica de tortellini italianos que tu abuela quiere que pruebes

La sopa rústica de tortellini italianos que tu abuela quiere que pruebes

¡Demasiado sabrosa como para perdértela!
Creo que no hay nada más delicioso que una comida casera, ¿no lo crees? El sabor es único, y por más que pruebes el mismo plato mil veces, siempre lo vas a preferir hecho en casa.
Además, en todas las familias siempre hay un platillo que es por excelencia el mejor, y generalmente es hecho por la abuela. Hoy te traigo una receta que estoy segura de que tu abuela estaría orgullosa de que probaras, y aun mejor, de que lo prepares tú. 
¡Así es como se hace esta riquísima sopa de tortellini!

Ingredientes

  • 250 g de tortellini (del relleno que prefieras)
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 1/2 taza de espinaca picada
  • Sal y pimienta a gusto
  • Queso parmesano rallado a gusto

Preparación

En una cacerola, hierve el caldo de pollo en agua, y una vez que rompa en hervor incorpora los tortellini, la espinaca picada y los condimentos. 
Cocina durante 3 minutos aproximadamente, hasta que los tortellini estén listos. 
Sirve y espolvorea con queso parmesano rallado. Como sugerencia, puedes agregarle acelga, berros u otros vegetales que desees. 

Trigo khorasan o Kamut, el grano que deberías incorporar a tu dieta

Trigo khorasan o Kamut, el grano que deberías incorporar a tu dieta

El trigo khorasan es un grano legendario que viene del antiguo Egipto. Según cuenta la leyenda, al piloto estadounidense Earl Dedman un amigo le había regalado unas semillas que había tomado de una tumba en Egipto. Todavía no se ha comprobado esta historia pero la realidad es que Earl envió 36 granos a su padre en Estados Unidos en 1949. El hombre, un agricultor de Montana, empezó a cultivarlos, pero "el trigo gigante" no atrajo a los grandes compradores hasta 1986.
Hoy este grano orgánico es conocido como Kamut, la marca norteamericana que lo registró. A diferencia de la soja, el maíz o el trigo clásico, es una semilla que no se ha modificado genéticamente, y por eso es tan nutritiva y sana. 
¡Descubrí más sobre las semillas de trigo khorasan antes de incorporarlas a tu dieta!

¿Cómo reconocer el Kamut?

El color dorado brillante diferencia al trigo khorasan del que todos conocemos. Además, es casi 3 veces más grande que la semilla tradicional y tiene una especie de joroba. En Turquía, los agricultores le decían “diente de camello” o “trigo del profeta” porque una leyenda antigua cuenta que Noé las llevó en el arca.
El sabor es algo dulce y la consistencia es firme ya que pertenece al grupo de los trigos duros. Por esta razón, tiene más prolaminas alergénicas y está prohibido para las personas celíacas que padecen intolerancia, sensibilidad o alergia al gluten. 

¿Qué propiedades tiene?

En primer lugar, el Kamut es orgánico por lo que está libre de agrotóxicos. Pero lo mejor del trigo khorasan es que 3 porciones diarias pueden brindar el total de selenio que el cuerpo necesita. Además de contener este mineral con propiedades antioxidantes, es una gran fuente de carbohidratos.  
¡Y eso no es todo! También incluye zinc, potasio, hierro, fósforo y magnesio, y más proteínas, aminoácidos y vitaminas que las semillas modernas. 
Es importante tener en cuenta que es un alimento saludable pero no dietético ya que 100 gramos equivalen a 334 calorías, al igual que la quinoa. 

¿Para qué se usa?

Como es un trigo, se puede usar para cocinar pan, pastas, pizza, tortas, tartas dulces y galletas. Algunos lo comen en ensalada, sopa, barritas de semillas mixtas o en su versión inflada, como el arroz. Se consigue en dietéticas y se puede comprar por peso. 
Ya conocés los beneficios del trigo khorasan, ¿qué estás esperando para incorporar el Kamut a tu dieta diaria? ¡Animate!

Deliciosas! 8 frutas exóticas de México que tienes que probar

¡Deliciosas! 8 frutas exóticas de México que tienes que probar

La fruta de alta calidad en México se encuentra en los mercados, las esquinas y las tiendas en todos los rincones de la república. La fruta en nuestro país es abundante, diversa y barata. Y la puedes disfrutar con solo retirar la cáscara, o en forma de bebida fresca, postre, jugo, licuado y hasta helado.
He aquí algunas de las frutas más exóticas que encontrarás en México.

Pitahaya

No se puede mostrar este contenido.
https://www.instagram.com/p/BMh7WMsg6-j/
La pitahaya es una fruta rosada y verde que crece del cactus. Una pitahaya madura tiene un sabor fuerte y una textura como la del kiwi. En México generalmente son blancas en el interior, pero en Guatemala pueden ser moradas y mucho más fuertes.

Mamey

El mamey es nativo de México y América Central, donde crece en un gran árbol. La fruta es de gran tamaño y tiene una cáscara marrón gruesa. El sabor es difícil de describir, pero es realmente dulce y nutritivo.

Chalahuitle

Un fruto originario de México, que crece de un árbol con hojas que parecen plumas. Los frutos son vainas verdes y brillantes que contienen semillas cubiertas de un algodón comestible.

Papausa

La papausa crece en un árbol nativo de América Central y el sur de México, lo encontrará en los mercados de Chiapas en agosto. Es del tamaño de un pequeño melón con una piel de color verde, de aspecto duro, que comienza a abrirse cuando está maduro.
Este fruto es similar a la guanábana, tanto en textura como en sabor, pero es una fruta diferente y más difícil de encontrar.

Huaya

Las huayas (o guayas) son nativas del sur de México, Centroamérica y el Caribe. Se venden en la calle y en carretillas, especialmente en Yucatán. Tienen una cáscara dura y verde con una "carne" blanquecina que rodea una semilla no comestible que se parece a un grano de garbanzo.

Tuna

Por fuera, pensarías que la tuna no es comestible. Vienen en color verde o morado, tanto la piel como el interior, y tienen diferentes sabores. La tuna morada es un poco más fuerte y más dulce, aunque la verde es igual de deliciosa. La piel está llena de espinas, así que debes tener cuidado al comerla. 

Xoconostle

Cuando ves un nombre prehispánico como ese, sabes que el fruto es nativo de México. Pequeño y colorido, el xoconostle puede parecer una tuna, pero tiene un sabor muy fuerte y amargo. Es por eso que normalmente se incluye en jugos, en lugar de comerlo directamente.

Capulín

Parece una cereza en miniatura, pero tiene un sabor menos dulce, mas no agrio. Los árboles de capulín sólo crecen en algunas partes de alta altitud de México, Canadá y Alaska. 
Si visitas México, no temas probar la fruta que se vende en la calle. Solo es cuestión de lavarla bien y así disfrutar sus deliciosos sabores. 

7 cosas que todavía no sabías sobre las papas fritas

7 cosas que todavía no sabías sobre las papas fritas

Hasta ahora solo sabía que las amaba...
¿Cuál es ese plato de comida rápida ante el cuál nadie se puede resistir? ¡Hasta los veganos pueden comer! Exacto. Estoy hablando de las patatas fritas. 
Lo sé. Tu mente acaba de trasladarse a una fuente de humeantes, crocantes y deliciosas patatas fritas. 
¿Pero alguna vez te pusiste a pensar qué más son las patatas además de ricas? Si nunca lo hiciste, aquí tienes unos cuantos datos curiosos sobre esta receta. 

1. El origen de las patatas fritas

No, las patatas fritas no han existido toda la vida. En realidad se las debemos a los Belgas del siglo XVII, que las usaban como sustitutos del pescado frito cuando los ríos se congelaban. 
Aunque también están quienes dicen que las patatas fritas nacieron en Francia y quienes defienden su origen español. 

2. Thomas Jefferson 

Si hubieras vivido en Estados Unidos antes de Thomas Jefferson, no  las conocerías. Pues el presidente las introdujo en 1801. 

3. ¡Fibra y potasio! 

Sí, ok. Toda nuestra vida nos han hecho controlar nuestro consumo de patatas fritas por no ser saludables. Pero no todo es tan malo, porque también son una fuente de fibra y potasio, ¡gracias a la patata!  

4. Las patatas perfectas

Aparentemente, y aunque no muy saludable, las patatas fritas perfectas se preparan primero en aceite a baja temperatura y luego pasan por grasa muy caliente. 

5. Las mejores patatas fritas del mundo

Según expertos en el tema (tú también quisieras dedicarte a eso), las mejores patatas fritas del mundo se venden en Paises Bajos. 

6. ¿Dónde se comen más? 

Aunque las mejores patatas fritas son de Paises Bajos, Bélgica se gana el puesto del país que más las consume. 

7. El museo 

En Bélgica, donde toda esta perfección culinaria se originó, existe el Museo de la Patata Frita (Friet Museum). Así como lo lees. ¿Lo imaginas? Estoy segura de que ese es mi lugar en la vida. 
¿Conocías estos datos curiosos sobre las patatas fritas?

El aguacate es una pasión: recetas cremosas que te llevarán directo al cielo

El aguacate es una pasión: recetas cremosas que te llevarán directo al cielo   VIX El  aguacate  es una fruta muy nutritiva, rica...